Las lecciones de negocios de «El lobo de Wall Street»

La película “El lobo de Wall Street” es una obra cinematográfica dirigida por Martin Scorsese basada en el libro del mismo nombre, una autobiografía de Jordan Belfort.

Nominada para varios premios Oscar, narra la vida de Jordan un corredor de bolsa en Wall Street que logra convertirse en multimillonario a través de la negociación de acciones (principalmente a través estafas con empresas sin ningún futuro) y cómo llega a crear un imperio a través de su empresa Stratton Oakmond, la cual llegó a emplear a más de 1000 personas.

Si bien es cierto, en esa época la vida de Jordan Belfort estuvo llena de excesos y derroche, así como de formas ilegales y bastante cuestionables de hacer negocios desde el punto de vista ético y moral, si extraemos lo positivo la película nos deja varias lecciones para todos aquellos con deseos de emprender o bien que ya cuentan con una empresa a su cargo.

Algunas de las lecciones de negocios que nos recuerda esta película son las siguiente:

  1. Visión y determinación: Usted tiene que tener claro lo que quiere lograr y trabajar por ello con determinación, no es sólo decir “quiero mi propia empresa” sino creerlo y empezar a actuar con base en ello. Jordan llega a Wall Street con la fija determinación de convertirse en multimillonario a toda costa. Esa es su visión de futuro, hacer dinero. Cree en sí mismo y su capacidad para hacer negocios. No se deja vencer aún cuando queda sin trabajo sino que rápidamente busca una alternativa para lograr su objetivo.
  2. Saber conformar un equipo de trabajo: su equipo de trabajo debe estar alineado con su visión. Toda persona que trabaje con usted tiene que creer en lo que usted visualiza para el futuro y estar comprometido con ello. Jordan tenía claro su objetivo: ganar la mayor cantidad dinero de la forma más rápida posible, (sin importar las formas). Para ello no buscó a los mejores corredores de bolsa, de hecho se rodeó de personas con un historial poco halagador y sin conocimiento en el negocio, sin embargo su éxito estuvo en que buscó a aquellos que tenían su misma ambición por el dinero. Supo rodearse con personas que compartieran su objetivo y su ambición. Así creó un grupo que remó hacia el mismo objetivo: ganar dinero y de la forma más rápida posible.
  3. Liderazgo: El líder es quien logra que sus seguidores hagan lo que hacen por convicción y por que creen en la visión que él comunica. Jordan era un líder nato y se convirtió en un líder para todos, no a base de órdenes, la intimidación o la fuerza. Jordan supo comunicar su visión y además creyó en la gente (recuerde la escena donde cuenta que dió $25 000 a una mujer que le pidió ayuda), les dio oportunidad de surgir, los capacitó, los conocía a todos, se mostraba cercano. Supo liderarlos para llevarlos hacia su visión.
  4. Vender los beneficios: usted tiene que saber vender sus producto y sus servicios no con base de demostrar las características que lo hacen diferente a otros sino con base en los beneficios y el valor que usted ofrece a sus clientes. La escena del bolígrafo debe ser de estudio obligatorio para todo emprendedor. Toda una lección de ventas en cuestión de segundos. Jordan es un gran vendedor pero la clave es que conoce como crear la necesidad en el comprador, no le importan los términos técnicos sino que apunta a la necesidad y los beneficios para su cliente. (Apple hace lo mismo con sus productos).
  5. Sea honesto: la honestidad debe ser un pilar fundamental cuando usted haga negocios. El dinero ganado a costa del mal ajeno, de la estafa y el engaño siempre conlleva consecuencias negativas en sus negocios y en su vida. Jordan Belfort terminó pagando muy caro por sus actos. Perdió su negocio, perdió su dinero, su familia y su libertad. Si quiere que su negocio perdure, cree lazos fuertes con sus clientes aportándoles valor.

Si no ha visto la película le recomiendo que lo haga. Trate de verla buscando las pequeñas lecciones de negocios que ofrece (además de disfrutarla claro está). Obviamente descarte todo lo negativo, los excesos y el derroche. Recuerde que los negocios son para bien suyo y de los demás. No es justo hacer dinero a costa de la mentira, el engaño y la estafa.

La autobiografía de Jordan Belfort la pueden comprar en Amazon.

Saludos!

Javier Sánchez

Comparta esta historia

You May Also Like

About the Author: admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *